Remedios caseros para adelgazar

Sí, lo sabemos, se ve al verano llegar por la vuelta de la esquina y a todos nos entran las prisas por querer lucir un cuerpo perfecto. Son muchas las personas que se decantan por dietas milagro o por suplementos dietéticos que, sinceramente, no sirven para absolutamente nada.

Nosotros aquí te proponemos trucos y remedios caseros para adelgazar y perder peso cien por cien naturales que podrás incluir cómodamente en tu día a día. Y, lo mejor, es que ninguno de ellos va a dañar tu organismo, todo lo hará de forma natural. ¿Te apetece descubrirlos?

¿Qué es exactamente la gordura?

La gordura está principalmente relacionada con una mala dieta o, directamente, por una falta total de ejercicio. Eso sí, no en todas las ocasiones se debe a ello. También existen otras causas como la retención de líquidos o la propia hinchazón de estómago que pueden llevar a que los kilos suban.

Lo primero que tienes que tener claro es que cada cuerpo es diferente. Es decir, las causas por las que se cogen kilos dependen de cada persona. Además, las mujeres tienden a acumular más grasa en la zona de las caderas mientras que a los hombres se les acumula en la tripa.

Pero como te decíamos, también hay otras causas como el estrés que puede hacer que la grasa vuelva a estancarse donde no toca.

5 remedios naturales para adelgazar

A parte del hecho de que sean remedios caseros y naturales te contamos que también son muy económicos. No tendrás, como te hemos dicho antes, que gastarte mucho dinero en pastillas quema grasa que al final no van a ayudarte. Por tanto, incluye esta rutina de remedios que te damos a continuación y listo.

Beber mucha agua es importante

Una buena hidratación resulta indispensable a la hora de querer bajar de peso. Hay que beber al menos dos litros de agua al día. ¿Lo haces? Si la respuesta es que no, debes saber que te estás enfrentando a un envejecimiento más acelerado de la piel, a un peor ánimo y al dolor de cabeza. Así que, haya donde vayas, no te olvides de llevar una botella de agua detrás. Por cierto, todo ello se acentúa si estamos en verano. La retención de líquidos es una de las afecciones más comunes y el agua te ayudará a solucionar el tema. Para saciarte más en tus comidas, bebe un vaso de agua antes.

 El café, solo

Lo sabemos, el capuccino está riquísimo y un buen café con leche también apetece de vez en cuando. Pero piensa que al poner leche en tu café (sobre todo si es leche entera), estás añadiendo un gran número de grasas y calorías que tu cuerpo realmente no necesita. Lo mismo ocurre con el azúcar, apuesta por edulcorantes más naturales como la stevia. Además, debes saber que el café solo ayuda a acelerar nuestro metabolismo y nos ofrece un chute de energía extra.

Toma agua con limón en ayunas

Quizás pensaba que era un bulo pero no lo es. El agua (templada) con limón es uno de los remedios más utilizados desde siempre. Para ello, tan solo tendrás que calentar un poco el agua en y añadirle el zumo resultante de medio limón. No conseguirás perder peso y adelgazar, esto sí que es falso, lo que conseguirás es que tu estómago logre equilibrar su ph y así poder hacer que la flora intestinal funcione mucho mejor. En definitiva, hacer una mejor digestión para no tener hinchazón o retención de líquidos.

Pasa del azúcar a edulcorantes naturales

Te lo hemos avanzado antes. El azúcar no es bueno para nada. Lo único que consigue es que te hagas adicto sin apenas darte cuenta y llegas a consumir más del que crees. Por ello, te aconsejamos que te pases a los edulcorantes naturales como el sirope de ágave, la stevia o la miel. Es cierto que al principio puedes notar el cambio, pero con el tiempo lograrás acostumbrarte a ellos. Además, verás como consigues sentirte mucho mejor sin el aporte extra de azúcar. Por cierto, tanto el sirope de ágave como la miel tienen la propiedad de calmar la ansiedad y el estrés. Otro punto a favor.

La bollería industrial, fuera

Era de esperar, ¿no? Si hablamos de azúcares refinados y añadidos, sin duda la bollería industrial se lleva la palma. Pero es que eso no es todo, también incluye otras sustancias que las convierten en una adicción perfecta. Si crees que tu cuerpo necesita ese aporte de azúcar, puedes cambiar a sustituir tu pieza de bollería por una fruta como el plátano. Te saciará en cuanto a tu necesidad de dulce. A la hora de merendar o almorzar, puedes probar a hacerte un cuenco con fruta y un yogur desnatado. Además, puedes añadir canela y así también ayudar a acelerar tu metabolismo.

¿Cuáles son las causas de por qué ganamos peso?

Pues te podrás imaginar que las causas de la gordura pasan, ni más ni menos, que por nuestros hábitos de vida. Si los cambiamos, lograremos conseguir adelgazar y perder peso. Estas son las principales causas:

  • Un aporte innecesario y excesivo de calorías.
  • No tomar la cantidad de nutrientes necesarios.
  • Tener desequilibrios hormonales (esto es más difícil de controlar).
  • Sedentarismo. No moverse lo suficiente.

Síntomas de la gordura

¿Qué es lo que pasa cuando tenemos un peso mayor al debido? Pues se dan los siguientes casos:

  • Se acumula la grasa en zonas clave del cuerpo como los glúteos o el abdomen.
  • La ropa aprieta. Y créenos, no tiene nada que ver con que se haya entrado en la lavadora.
  • Te notas siempre hinchado y eso es debido a la retención de líquidos a causa de no beber suficiente agua.

¿Qué hacer para evitar ganar peso?

Los milagros no existen, eso ya te lo aseguramos. Así que, como te hemos dicho al principio, no creas en las dietas y pastillas milagro. Lo importante es llevar una dieta equilibrada y añadir lo siguiente:

  • Descansar adecuadamente. Tienes que tener, al menos, entre siete y ocho horas de sueño para tener un descanso como toca. No dormir engorda y es que sino lo haces, significará que tu cuerpo tiene que estar alerta más tiempo y eso evita que puedas quemar grasa. Si no consigues descansar como toca, recuerda que es importante que tengas un estado de relajación total. Para ello, apaga todos los aparatos electrónicos, duerme en una habitación a oscuras, evita hacer ejercicio antes de dormir y ve adaptando la hora de sueño hasta que logres el equilibrio perfecto.
  • Haz ejercicio. No hay mayor secreto. Dieta equilibrada y moverse. Con ello conseguirás no solo adelgazar, sino también sentirte mucho mejor contigo mismo. Te aconsejamos que empieces poco a poco y vayas incrementando el tiempo, la distancia y la intensidad. Ya verás como al final lo consigues.

Tratamiento para perder peso

Descansar, comer bien, hacer ejercicio y beber suficiente agua. No hay mayor secreto y no existe otro tipo de tratamiento. Así que, si te has propuesto dejar a un lado esos kilos que te sobran, sigue los trucos y remedios caseros para adelgazar y perder peso que te hemos propuesto y lograrás conseguirlo. Recuerda que la constancia y el esfuerzo es la base de todo.

Remedios caseros para adelgazar
4 (80%) 1 vote

Deja tu comentario