Remedios caseros para las aftas bucales

Seguro que alguna vez en tu vida has sufrido de aftas bucales. Son, ni más ni menos, que las temidas llagas. A diferencia de los herpes, suelen darse en la zona interna de la boca y no son para nada contagiosas.  En este post te hemos preparado una serie de remedios caseros para las aftas bucales que conseguirán hacerlas desaparecer.

Qué son las aftas

Las aftas son fácilmente visibles ya que tienen un color blanquecino y están rodeadas por una zona más enrojecida.Pese a no ser peligrosas para la salud, sí que crean bastante molestia a la persona que las sufre. Aparecen dentro de la boca y pueden llegar a crear problemas a la hora de comer o, incluso, al beber bebidas calientes o con gas.

6 remedios naturales para las aftas

Todas las soluciones que te proponemos a continuación son muy económicas y las puedes encontrar fácilmente en tu cocina. Así que, no tienes excusa para combatir las aftas bucales de forma rápida y eficaz.

Agua con sal

Es uno de los remedios más utilizados ya que la sal tiene propiedades antisépticas que logran reducir las llagas. Eso sí, debes tener en cuenta que al aplicarlo en tu boca notarás un picor bastante fuerte. Para este remedio necesitas los siguientes ingredientes:

  • Media cucharada de sal.
  • Un vaso de agua.

Pasos a seguir:

  • Poner la media cucharada de sal en el agua y remover.
  • Tómate una pequeña cantidad y haz gárgaras por un periodo de treinta segundos.
  • Puedes repetir este proceso hasta tres veces al día.

Infusión de caléndula

La planta de la caléndula tiene propiedades tanto anti bacterianas como anti inflamatorias y por ello resulta tan eficaz con las aftas bucales. Los ingredientes a utilizar son:

  • Una cucharada de flores de caléndula.
  • Un vaso de agua.

Pasos a seguir:

  • En primer lugar hierve el vaso de agua y pon en su interior la cucharada de flores de caléndula. Cuando esté lista, deja que repose por unos minutos.
  • En el momento en el que notes que ya no quema, debes colarlo y hacer como en el caso anterior, haz gárgaras al menos tres veces al día.

Leche de coco

La leche de coco se hace a base de la pulpa blanca de esta fruta y tiene un gran número de propiedades que pueden ser bastante beneficiosas a la hora de curar las llagas. Necesitarás estos ingredientes:

  • Cien gramos de coco rallado.
  • Medio vaso de agua.

Pasos a seguir:

  • Pon el agua a calentar e incorpórala dentro de la licuadora acompañada del coco rallado. Bate bien y cuando creas que está listo, llegará el momento de colar la mezcla.
  • Bastará con enjuagarte la boca tres veces al día para notar como las aftas bucales se van.

Infusión de manzanilla


Seguro que también la puedes encontrar en casa. La infusión de manzanilla no solo sirve para aliviar dolores de estómago, sino que, además, gracias a sus propiedades antisépticas y anti inflamatorias podrás reducir las llagas y conseguir que no se creen infecciones en tu boca. Los ingredientes son los siguientes:

  • Flores frescas de manzanilla (al menos necesitarás diez gramos).
  • Un vaso de agua.

Pasos a seguir:

  • Realiza una infusión con las flores y el agua. Para ello, hierve el vaso de agua y llévalo a ebullición. Cuando esté listo, añade las flores y baja el fuego. Déjalo unos cinco minutos más a fuego lento.
  • A continuación, deja que la mezcla repose y pasa a colarla. Puedes hacer gárgaras al menos tres veces al día.

Gel de aloe vera


El aloe vera sirve básicamente para todo y, por supuesto, también para las aftas bucales. Tiene propiedades antisépticas, bactericidas, anti inflamatorias e hidratantes. Todo lo necesario para acabar con la mayoría de problemas de forma natural. Necesitarás estos ingredientes:

  • Una cucharada de gel de aloe vera. Al menos unos 15 ml.
  • Medio vaso de agua.

Pasos a seguir:

  • Pon ambos ingredientes en una licuadora y mezcla bien hasta que el resultado sea totalmente líquido.
  • Enjuaga tu boca con ello varias veces al día.

Hielo

El hielo, como te podrás imaginar, cuenta con un gran efecto anti inflamatorio que conseguirá reducir la llaga y, con ello, las molestias que pueda ocasionarte. Además, es un remedio bastante económico. Tan solo necesitarás estos ingredientes:

  • Un cubito de hielo.
  • Un trapo limpio.

Pasos a seguir:

  • Envuelve el cubito con el trapo y ponlo sobre la llaga. Así de rápido y sencillo.

Causas de las aftas

Pero, ¿cuáles son las causas de su aparición? Pues debes saber que no existe causa exacta aunque para muchos expertos está relacionado con un problema en el sistema inmunológico creado por una bacteria o virus. Eso sí, existen otras causas que sí que pueden llevar a ello y son los siguientes:

  • Roce de aparatos o dentaduras.
  • Mordiscos propios al comer.
  • Una infección bucal.
  • Cambios en las hormonas.
  • Una falta de nutrientes.
  • Estrés.
  • Alergias a diferentes alimentos.
  • Acidez en el estómago.

Síntomas de las aftas

Como te decíamos al comienzo, las aftas no crean un problema para la salud. Aun así, sí que molestan, y mucho, a la persona que las sufre. En primer lugar, el ardor y hormigueo son sus primeros síntomas. Verás como la zona se va poniendo de color rojo y la mancha en sí se vuelve blanca. El dolor será, en la mayoría de los casos, ligero pero podrá llegar a molestar a dificultar el comer o el hablar. Es recomendable que cuanto antes pongas remedio ya que pueden llegar a infectarse.

Cómo evitar y prevenir las aftas

Realmente son trucos que podemos seguir a la hora de intentar evitarlas. Los problemas en la boca pueden llevar a males mayores, así que, siguiendo estos consejos que te damos puedes llegar a olvidarte de ellas.

  • La higiene bucal es primordial. Siempre tienes que eliminar todas y cada una de las bacterias y, para ello, te aconsejamos que no solo te base el cepillado, sino que también uses un enjuague.
  • La dieta. Es muy importante. De hecho, lo es para todo. Las frutas y las verduras deben estar en tu dieta al igual que los alimentos ricos en omega 3.
  • No tomes alimentos demasiado calientes.
  • Si sufres de acidez estomacal muy a menudo, evita esos alimentos que pueden llevar a producirla.

Tratamiento para las aftas

¿Sabías que no existe un tratamiento específico para ellas? Lo que sí que podemos encontrar son productos para conseguir que cicatricen antes y, sobre todo, para conseguir que no se infecten. A la hora de tratarlas, nunca utilices enjuagues que contengan alcohol, en su caso, apuesta por aquellos que son anti inflamatorios.

Tiene que saber que es importante que exista una constancia en estos procesos. Es decir, no sirve hacerlo una vez y esperar a que el problema se solucione. Sigue los remedios caseros para las aftas bucales que te hemos comentado al pie de la letra y aplica la mezcla las veces necesarias hasta conseguir hacer desaparecer las llagas.

Remedios caseros para las aftas bucales
4 (80%) 1 vote

Deja tu comentario