Remedios caseros para la amigdalitis o anginas

Sin duda estarás de acuerdo con nosotros en que una de las enfermedades más comunes. Si has sido propenso a tenerlas desde bien pequeño, es cierto en que has podido recurrir a la cirugía para acabar con ellas. Aun así, si las sigues sufriendo, en este post queremos darte unos remedios caseros para la amigdalitis o anginas que pueden ayudar a solventar o aliviar los síntomas.

¿Qué son las anginas?

Antes de meternos en materia, queremos aclararte qué son realmente las anginas. Se trata de una inflamación de las amígdalas que da, como resultado, un dolor en la zona de la garganta. Puede adquirirse mediante contagio directo por medio de la saliva o a través del aire. Normalmente los niños son los que más las padecen pero también los adultos se ven afectados por ellas.

5 remedios naturales para las anginas

Como te hemos dicho al comienzo, por lo general la cirugía o el uso de medicamentos anti virales son los más usados para poner fin a esta enfermedad. Pero, unidos a ellos, existen una serie de remedios caseros para las anginas que pueden servir y mucho al paciente. Obviamente, no podrán eliminarlas del todo pero que sí que podrán ser un buen complemento para los medicamentos recetados o una vía para poder mitigar los síntomas.

Miel y limón

Es un remedio que verás mucho en esta página web. Y es que tanto la miel como el limón tienen propiedades muy beneficiosas a tener en cuenta. Ambos son anti inflamatorios y, por tanto, te ayudarán a reducir el dolor. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Zumo de limón exprimido.
  • Un vaso de agua.
  • Dos cucharadas de miel.

Pasos a seguir:

  • Pon el agua a hervir y, cuando esté en su punto de ebullición, echa el zumo de limón y las dos cucharadas de miel.
  • Mueve la mezcla muy bien hasta que quede un líquido con el que puedas hacer las gárgaras.
  • Hazlas tres veces al día y, a continuación, lávate los dientes para eliminar posibles rastros.

Usa romero

La planta del romero te ayuda tanto a combatir la infección gracias a su propiedad antiséptica, como a reducir la posible inflamación con su beneficio anti inflamatorio. En este caso, tampoco tendrás que ingerir la mezcla. Necesitarás estos ingredientes:

  • Medio vaso de vino blanco
  • Dos cucharadas de miel.
  • Romero

Pasos a seguir:

  • Pon en un cazo el vino blanco, la miel y las hojas de romero y ponlo al fuego. Cuando veas que empieza a hervir, quítalo y cuela la mezcla. Espera a que esté tibio y haz gárgaras unas tres veces al día.

Mezcla vinagre de manzana con miel

Es el remedio perfecto si tienes dolor ya que el vinagre de manzana hará que puedas reducirlo considerablemente. Como ves, la miel sigue siendo especial protagonista. Necesitarás estos ingredientes:

  • Un vaso entero de agua.
  • El vinagre de manzana.
  • Dos cucharadas de miel.

Pasos a seguir:

  • Resulta bastante simple de hacer. Tan solo tendrás que poner el vinagre de manzana y la miel en el vaso de agua que previamente habremos calentado. Eso sí, tendrá que estar tibio para poder realizar todo el proceso. En esta ocasión sí que tienes que ingerir la mezcla. Para hacerlo, tendrás que dar pequeños sorbos. Nunca bebas de golpe.

Manzanilla con salvia

La manzanilla es otro de los remedios estrella que sirve prácticamente para todo. En este caso, gracias a su propiedad anti inflamatoria podrás conseguir reducir la inflamación y hacer que el dolor baje. La mejor forma de ingerirlo es haciendo una infusión. Necesitarás estos ingredientes para conseguir un litro de bebida:

  • Manzanilla (15 gramos).
  • Salvia (15 hojas).
  • Agua (750 ml).

Pasos a seguir:

  • Pon todos los ingredientes en un cazo y ponlo en el fuego. Cuando comience a hervir, espera un minuto y retíralo. En ese mismo momento cuela la mezcla y déjala reposar unos ocho o diez minutos. Tienes que beberte la mezcla al menos cuatro veces al día y siempre en tragos muy pequeños. La mezcla tiene que acabarse. 

 Salvia

La salvia por sí misma también puede servirte gracias a su propiedad antiséptica. Necesitarás estos ingredientes:

  • Salvia (10 hojas).
  • Medio litro de agua.

Pasos a seguir:

  • Echa el agua en un cazo y ponlo en el fuego. Cuando lleve uno o dos minutos hirviendo, añade la salvia. Déjalo unos minutos para que el agua reciba todas sus propiedades y retíralo. A continuación, cuela la mezcla y deja que repose. Cuando la notes tibia, podrás tomártela. Repite el proceso al menos dos veces al día.

Causas de las anginas

La enfermedad de las anginas viene dada por una infección en las amígdalas producidas por un virus o un contagio.

Síntomas de las anginas

Entre los síntomas podemos encontrar los siguientes:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Dolor incluso en el oído.
  • Una molestia bastante fuerte en la garganta.
  • No poder tragar.
  • Tener la mandíbula y la garganta sensibles.

Si se trata de un virus el que ha originado las anginas, los síntomas eran empeorando poco a poco y la fiebre puede llegar a aparecer. Además, las amígdalas se enrojecerán. Si las anginas han sido originadas por una bacteria, los síntomas serán más graves y aparecerán en forma de dolor de cabeza o abdomen. También las amígdalas pueden llevar a tener hemorragias por su irritación.

Cómo evitar y prevenir las anginas

Existen unos puntos que puedes seguir para conseguir mantenerlas fuera de tu organismo:

  • Toma muchas más frutas y verduras. Sobre todo, presta atención a las que contienen Vitamina C ya que ayudan a combatir las infecciones.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • No tengas contacto con personas que ya las están sufriendo.
  • No fumes y no estés cerca de personas que estén fumando.
  • No lleves ningún objeto a tu boca.
  • Evita estar en lugares sucios o llenos de polvo.

El tratamiento para las anginas vendrá recetado por tu médico que será el que valorará la gravedad de las mismas. Los remedios caseros para la amigdalitis o anginas que te hemos enseñado podrán ser un complemento perfecto para aliviar los síntomas.

Remedios caseros para la amigdalitis o anginas
4 (80%) 1 vote

Deja tu comentario