Beneficios y propiedades del reishi

Es probable que jamás hayas escuchado hablar de este producto, pero ¿sabías que el reishi se comenzó a usar en el continente asiático hace ya más de 3000 años. Eso sí, no ha sido hasta hace dos décadas cuando se han empezado a realizar investigaciones. Y es que, desde siempre, los orientales lo han utilizado como fuente de energía y como suplemento para tener una muy buena salud y una vida prolongada.

Este hongo, tras bastantes investigaciones, se ha descubierto que tiene poder antioxidante y fortalece nuestro sistema inmunológico. Así que no es de extrañar que esté considerado como un ‘súper alimento’ gracias a su alto contenido en aminoácidos, minerales, oligoelmentos y, por supuesto, de vitaminas.

Características del reishi

La mayoría de sus propiedades se centran en proporcionar energía a nuestro cuerpo, pero hay más:

  • Consigue mantener nuestro hígado en funcionamiento y previene casos de cirrosis o hepatitis.
  • Ayuda a mejorar nuestro sueño mejorando el insomnio.
  • Alivia los síntomas provocados por la alergia.
  • Controla nuestros niveles de azúcar en sangre.
  • Protege de los efectos secundarios de la quimioterapia.
  • Es antioxidante y, por tanto, previene el envejecimiento.
  • Desintoxica nuestro organismo.
  • Protege nuestro corazón al disminuir el colesterol alto y la tensión arterial alta.
  • Nos dota de energía.
  • Reduce el estrés.
  • Ayuda a mejorar las enfermedades respiratorias.

Ventajas y beneficios del reishi

Entre sus múltiples beneficios se encuentran los siguientes:

Personas con problemas en el sistema inmune

Ayuda a proteger de virus y enfermedades como, por ejemplo, la gripe.

Deportistas y estudiantes

Es perfecto para aquellas personas que practican algún deporte o para estudiantes con un alto nivel de trabajo.

Alérgicos

El reishi consigue reducir la reproducción de histamina, la enzima que hace que se creen las reacciones alérgicas en nuestro sistema inmunológico.

Personas con problemas circulatorios

El reishi consigue controlar la coagulación de la sangre, una de las responsables de que tengamos mala circulación.

Cómo preparar un té de reishi

Este hongo lo puedes encontrar tanto en cápsulas, en seta seca, en licores o en polvo. Eso sí, ahora queremos contarte cómo puedes realizar el té de reishi para que lo puedas incluir en tu dieta de forma sencilla. Para prepararlo necesitas:

  • 2 cucharadas de polvo de reishi y 350 mililitros de agua.
  • Ponlo a hervir y, cuando hierva, baja a a fuego lento y déjalo durante 5 minutos.
  • Guarda la mezcla en un envase tapado y listo para tomar.

La dosis siempre tiene que recetarla un especialista.

Composición química del hongo reishi

  • Vitaminas del complejo B. Ayuda a combatir el acné, la depresión, el estrés, las enfermedades respiratorias, las cardíacas o el dolor muscular.
  • Vitamina C. Ayuda al crecimiento de nuestros dientes y huesos, reduce el colesterol, los triglicéridos y disminuye los radicales libres. Además, nos ayuda a absorber mejor el hierro.
  • Vitamina D. Regenera nuestra piel y reduce las posibilidades de presentar osteoporosis. Ayuda a absorber mejor el calcio.
  • Cumarina. Es un potente anticoagulante.
  • Aminoácidos esenciales incluidos. En concreto, 17. Ayuda a formar las proteínas de nuestro cuerpo y son casi protagonistas en procesos metabólicos de nuestro cuerpo.
  • Grasas poliinsaturadas. Necesarias para el sistema nervioso y el corazón.
  • Flavonoides. Nos protegen de los rayos ultravioletas y las sustancias tóxicas.
  • Polisacáridos. Glucógeno, celulosa, almidón…
  • Peptidoglicanos. Produce lisis osmótica, un rompimiento en las membranas celulares.
  • Esteroles. Esteroides de forma natural.
  • Cortisona. Se encarga de transformar a las proteínas en carbohidratos y nos ayuda a prevenir las inflamaciones y la artritis.
  • Guanosina. Ayuda a convertir la energía en fosfato.
  • Adenosina. Ayuda a diagnosticar los orígenes de la taquicardia.
  • Triterpenos. Une a los carbonos.
  • Minerales. Hierro, potasio, selenio, calcio, azufre, zinc, magnesio, sodio…

Efectos secundarios del reishi

El polvo es uno de los formatos en los que se encuentra este hongo y, en algunas personas, puede llegar a provocar intoxicación en el hígado. Eso sí, solo en casos en los que no se ha tomado de forma correcta. Otros efectos secundarios son estos:

  • Cólicos u otros problemas estomacales.
  • Sangrado en las heces.
  • Sequedad en la boca y en la garganta.
  • Hemorragia nasal.
  • Alergias por las esporas del hongo.
  • Afecciones en la piel provocadas por el vino de reishi.

Contraindicaciones del reishi

Son las siguientes:

  • En mujeres embarazadas. No se sabe si es seguro para el feto porque no existen datos que lo confirmen.
  • Preoperatorios. Si vas a pasar por quirófano, suspende la ingesta del reishi ya que podría provocar hemorragias.
  • Personas que tengan tratamientos para la coagulación. El reishi podría producir hematomas o sangrados.
  • Trastornos hemorrágicos. Como ya te hemos dicho, las hemorragias pueden aparecer.
  • Pacientes con trombocitopenia. Es el mismo caso, el de las hemorragias. Así que, en personas que tengan esta condición no es recomendable.
  • Personas que ingieran medicamentos para la diabetes. El reishi unido a estos medicamentos puede lleva a bajar el nivel de azúcar a datos muy bajos.
  • Hipertensos medicados. Del mismo modo, puede llevar a disminuir la presión arterial a niveles muy inferiores a los normales.

Dosis recomendada

La dosis depende de factores como la edad, las condiciones médicas o el sexo. Así que, es complicado poder decirte cuál es la cantidad recomendada de reishi para ti. Por lo general, el producto se vende empaquetado, así que, pregúntale al especialista o ve directamente a tu médico de cabecera para que te diga las pautas a seguir.

Beneficios y propiedades del reishi
Media de votos

Deja tu comentario